Viaje a Vietnam de 17 días

Un itinerario que incluye la visita de las ciudad de Hanoi, Pagoda del Perfume, Territorio del Norte, Dien Bien Phu, Sapa, Bac Ha, Haiphong, Halong, Hue, Saigón (Ho Chi Minh), Cu Chi, Tay Ninh, Vinh Long, Can Tho, Cai Rang.

 

 

El viaje a Vietnam no fue sencillo.

Primero por el clima, después por el precario estado de las carreteras del norte.

Finalmente por la guía que nos asignaron: muy preparada y hablaba un italiano perfecto. Pero por desgracia era un esclavo del “humo”.

Se efectuaron un gran número de paradas, en la mayoría de los casos, para “fumar”.

Además, las salidas se realizaban tarde por la mañana lo que implicó que las dos últimas horas de viaje por día se realizaran en completa oscuridad.

Adiós paisajes, adiós fotos.

También intentó que le pagáramos lo que ya habíamos pagado y muchas cosas más que ya no quiero mencionar.

Salvo por estos aspectos mencionados anteriormente, que he querido incluir por si a alguien le interesa ir a Vietnam (me pueden contactar sin problemas), lo cierto es que Vietnam es un país fascinante.

Complicado pero fascinante.

Sin embargo, independientemente de la guía (un tal Mr.Kong), cuyos servicios es preferible que rechacen, me siento obligado a mencionar la agencia de turismo vietnamita porque ha sido muy cuidadosa en la prestación de servicios, muy por encima de la media: VietVentures

Vietnam del Norte: Hanoi (Templo de la Literatura, Pagoda a una columna, Pagoda de Tran Quoc) y Pagoda de los Perfumes

De Hanoi recuerdo las preciosas orquídeas del templo de la Literatura, la magnífica Pagoda de una sola columna, y la fascinante Pagoda de Tran Quoc, una de las más antiguas de Vietnam.

Templo de la Literatura

Templo de la Literatura

Hanoi – Vietnam

Era imposible no querer fotografiar el caótico e indisciplinado tráfico de motos de la ciudad.

Y cómo no recordar a la anciana mujer con la dentadura manchada por el uso de la hojas de betel, sentada justo en la entrada del teatro, donde se representaba el maravilloso espectáculo de marionetas de agua.

Los artistas logran representar excepcionalmente, las mismas actuaciones que los antiguos agricultores hacían en las aguas de los arrozales.

Para llegar a la Pagoda de los Perfumes recorrimos calles que cruzaban los arrozales, en el medio de los cuales están las tumbas de los campesinos, que de ese modo demuestran su unión con la tierra que representa todo en sus vidas: cansancio, sudor, sacrificio pero también la única fuente de sustento.

Pagoda de los Perfumes (Pagoda Thien Chu)

Pagoda de los Perfumes (Pagoda Thien Chu)

Hanoi – Vietnam

Llegamos a la Pagoda de los perfumes con unas barcas a remo conducidas solamente por mujeres.

Durante la hora que duró el trayecto cruzamos canales con estupendos paisajes.

Son varias pagodas, y están situadas en lugares prácticamente inaccesibles.

Quise ir a al menos una, la más cercana.

Juro que nunca había sudado tanto en mi vida.

En barco a la Pagoda

En barco a la Pagoda

Hanoi – Vietnam

Largo viaje hasta Sapa, continuación hasta el mercado de Bac Ha

Nos fuimos de Hanoi para comenzar nuestra aventura por las carreteras que nos llevarían al norte.

Fueron días muy intensos y agotadores, pero nos regalaron las imágenes más auténticas de esta hermosa nación.

Colección de arroz

Colección de arroz

Vietnam del Norte

Son muy bonitas las escenas de la vida rural con sus exuberantes paisajes, mientras que los arrozales, en lo alto, son muy escenográficos por su cultivo en terrazas.

Panorama rural

Panorama rural

Vietnam del Norte

Tuvimos la posibilidad de hablar con los habitantes del lugar, especialmente con los fantásticos niños.

Nos detuvimos en un puesto ambulante para probar los huevos cocidos, los pinchos de carne de cerdo y el arroz cocinado en la caña de azúcar.

Llegamos a Sapa (a 1.600 metros), que se hizo famosa por los franceses, como destino de vacaciones.

En los alrededores de la ciudad hay muchas aldeas habitadas por diferentes etnias de los “Montagnard”.

Cada etnia viste con sus propios trajes típicos.

Las aldeas están en zonas de difícil acceso, pero todas cuentan con luz eléctrica. La que se genera aprovechando la velocidad de la corriente del agua.

Dejamos Sapa antes del amanecer y, después de un viaje lleno de aventuras por la lluvia y por las carreteras sin asfaltar, llegamos a Bac Ha, donde nos encontramos con el mercado dominical, frecuentado por los montagnard de las distintas etnias, por ende todos vestidos de diferente forma, pero siempre muy coloridos.

Por la tarde nos ponemos en camino hacia Hanoi, a donde llegamos tarde por la noche, después de recorrer más de 400 km.

Montagnard de diferentes grupos étnicos

Montagnard de diferentes grupos étnicos

Vietnam del Norte

HaipHong (Pagoda Du Hang), Halong y crucero en la bahía con visita a la cueva Song Sut

A la mañana siguiente salimos hacia Halong para visitar la famosa bahía, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

La etapa de traslado nos permitió formar parte de la vida diaria vietnamita: ya sea la rural como en sus viajes diarios que realizan en bicicleta, con el cicló o con el ferri.

 

Haiphong ferri

Haiphong ferri

Vietnam

Llegamos a Haiphong, la tercera ciudad más importante de Vietnam, en donde visitamos la Pagoda de Du Hang, de unos tres siglos de antigüedad.

También visitamos un mercado de flores multicolores en donde nos llamó la atención ver a las rosas envueltas en papel de periódico húmedo para mantenerlas frescas.

Más allá de Haiphong tomamos un ferri y recorrimos las calles secundarias rodeadas por estupendos campos, que bullía con el trabajo de los campesinos.

Llegamos a Halong a tiempo para disfrutar de una estupenda puesta de sol en el mar.

 

Puesta de sol bahía de Halong

Puesta de sol bahía de Halong

Vietnam

A la mañana siguiente con una embarcación típica nos dirigimos hacia las aproximadamente dos mil islas que separan a la costa del mar abierto.

Parecía de hecho que nos encontrábamos en una laguna más que en el mar.

Después de unas dos horas de lenta navegación, nos detuvimos en una isla para visitar la cueva de Song Sut. En su interior hay estalactitas y estalagmitas, nada particularmente emocionante.

Pasamos cerca de una aldea flotante de pescadores que daban lección a los alumnos en un barco convertido en una escuela.

Comimos a bordo, un exquisito pescado y sabrosos cangrejos.

Vietnam Central: Hue con la Ciudad Prohibida, tumbas reales, Pagoda de Thien Mu, monje Thich Quang) y Hoi Han

Nos trasladamos a la parte central del país para visitar la ciudad de Hue, capital de Vietnam hasta 1945, famosa por su ciudad prohibida y sus majestuosas tumbas imperiales, que la atraviesa el río de los perfumes.

Visitamos la ciudad Prohibida de Hue bajo una intensa lluvia.

Es muy hermosa y majestuosa la tumba del Rey Khai Dinh.

Pagoda de Thien Mu

Pagoda de Thien Mu

Huè – Vietnam

Con un breve crucero por el río de los perfumes fuimos a visitar la pagoda de Thien Mu, importante por la arquitectura de su torre octogonal de siete pisos, por su escuela budista y también porque en sus jardines crece la orquídea azul.

Orquídea azul

Orquídea azul

Pagoda de Thien Mu – Vietnam

La Pagoda es considerada una de las más famosas obras arquitectónicas vietnamitas, se hizo conocida internacionalmente porque en 1963 fue el punto de partida del monje Thich Quang que fue hasta Saigón, en el auto Austin que está exhibido, en donde se quemó a modo de protesta contra el régimen de Vietnam del Sur.

Nos trasladamos a Hoi Han donde llegamos por la tarde y bajo una fuerte lluvia.

Vietnam del Sur: Ho Chi Min (Saigón) con Mercado Cholon, Pagoda Thien Hau, galerías de Cu Chi yTemplo Caodai

A primera hora nos fuimos en avión a Ho Chi Min (Saigón), la rica capital comercial de Vietnam.

Visitamos el mercado chino de Cholon y la Pagoda de Thien Hau, llena de encanto por el incienso en forma de espiral que se quema, sostenido por hilos, en la parte alta del patio interior.

Luego visitamos la Catedral de Notre Dame, la cercana oficina de correos construida en estilo francés y el Ayuntamiento.

El mismo día visitamos el museo de la guerra con Estados Unidos.

Las atrocidades que allí están documentadas son tales que casi hubiera sido mejor no visitarlo.

El día siguiente lo dedicamos a visitar los alrededores de Saigón: primero visitamos las galerías de Cu Chi, de más de 250 km de largo, en tres capas superpuestas, escavadas por los viet para defenderse de los ataques de los norteamericanos.
Después visitamosla ciudad de Tay Ninh, donde se encuentra la sede de la principal religión  indígena vietnamita (el Caodaismo).

Otra visita a la ciudad de Tay Ninh, donde insiste en el lugar de la religión vietnamita indígena más importante (el Caodaism).

El Templo Caodai, tiene una estructura arquitectónica y forma extravagante.

Gran templo de Caodai

Gran templo de Caodai

Thay Ninh – Vietnam

Tuvimos la suerte de presenciar un servicio.

A continuación  transcribo algunas notas sobre el Caodaìsmo, de una guía turística.

El Caodaismo es una  “religión ideal” ya que en ella se funden la mayoría de las filosofías religiosas presentes en Vietnam a principios del siglo XX.
De hecho el Caodaísmo es una mezcla de budismo, el taoísmo, el confucianismo, el catolicismo, el animismo. Para ellos la religión tiene un solo Dios (no sé sabe cuál), cree en la existencia del alma, a pesar de que se ejerza el espiritismo, actualmente prohibido por las autoridades vietnamitas.

Ceremonia religiosa

Ceremonia religiosa

Thay Ninh – Vietnam

El caodaísmo surge, como religión, en el año 1926 y es famoso por el esplendor y  la originalidad de sus ritos. Los fieles tienen que evitar la reencarnación, por lo cual tienen la obligación de cumplir algunas tareas, como: no matar, no mentir, no robar, no ser rico, no ser excesivamente  lascivo.

Para concluir estas notas considero interesante citar lo que escribió, en 1954, un escritor Inglés que tenía en mente convertirse  a esta religión:

“Lo que al principio me había parecido divertido y único, ahora se asemeja a un juego que duró mucho tiempo”.

Desembocadura del Mekong con pagoda de Vinh Trang, Pagoda Kmer de Cantho, mercado flotante de Cai Rang y estatua de Ho Chi Minh

Bajamos hasta la desembocadura del Mekong y tuvimos la grata sorpresa de poder ver magníficas escenas de la vida rural. Algunas de ellas curiosas como la botella de grapa, en cuyo interior había una cobra entera, la bebida se utiliza para aliviar los dolores reumáticos.

O el pescado frito, servido en la mesa entero… y en posición vertical.

A lo largo del camino visitamos la pagoda de Vinh Trang, muy hermosa en el exterior, rodeada por un estupendo jardín, en la cual pudimos presenciar una ceremonia religiosa, y la Pagoda Kmer de Cantho con un nombre impronunciable.

Intento escribirlo: Munirangsyaram.

Pagoda Kmer

Pagoda Kmer

Cantho – Vietnam

La humedad en el delta del Mekong es… terrorífica!!

Nos trasladábamos al atardecer, para sufrir menos, y paseamos por las calles de Cantho. Era bello el mercado y la gigantesca estatua del “Tío” (Ho Chi Minh).

Después de un paseo en barco de siete kilómetros llegamos al mercado flotante de Cai Rang.

Mercado flotante

Mercado flotante

Cantho – Vietnam